El gato azul

miércoles, febrero 23, 2005

Ya no quiero

Vengo llegando de Toluca a mi -a partir del prox lunes- casita. Regresé saliendo del trabajo por que Antoine me ayudaría a traer mi tele a México.

En el camino platicamos, o mas bien vine contándole mis divertidas, tristes y complicadas historias de amores del pasado, esto me hizo recordar muchas cosas, situaciones, personajes, cosas lindas y cosas que dolieron mucho.

Ahora sé que de todas esas experiencias aprendí mucho, tanto de las buenas como de las malas, conocí gente que se ha quedado en mi vida y en mis recuerdos, y también otros que han ido desapareciendo, pero todos me han dejado algo aquí.

Es raro, el hablar con él de todo esto, pero siempre he sido así, tal vez demasiado sincera, tal vez demasiado transparente, tal vez por eso me he dejado lastimar...

Extraño ahora a mucha gente, que me duele mucho que no estén ahora conmigo, que no hagan una llamada, que no respondan mis mails, Pedro, Neto, Dany, Huayra, Gabriel, Susana, y toda la banda que tan importante fué para mi estos años que conviví con ellos en Toluca. Pero uno que le va a hacer... la gente llega y se va cuando menos lo esperas.

Y no puedo dejar de acordarme de todo lo q siginifica y ha significado para mi esta canción -que ahora escucho- del Pe, que además queda como anillo al dedo a mi estado de ánimo en estos días:

Es decir de mi Utopía.

Yo quisiera suplicarte
que dejaras de ser parte de mi vida
es decir, de mi utopía

Harías bien en alejarte y yo haría bien
en dejar de idealizarte y terminar
de ver mi mundo tan distante
pero tan ligado al tuyo como imanes
que se buscan, que se atraen
pero alguno da la espalda
y basta para terminar con la jugada sucia
del amor a medias y por partes
en donde esta vez yo he sido el lado derrotable

Yo quisiera suplicarte
que dejaras de ser parte de mi vida
es decir, de mi utopía

Te suplico por piedad -te pido linda-
que dejes deatormentarme y que te salgas
de mi mente antes que vuelva
a pensar en alcanzarte y quiera repetir la historia
de tus rizos en mis dedos
que se convierten en viento
me hace daño recordar tus labios humo
mas no puedo evitar pensarte
como el ideal sin vida que tanta falta me hace
y yo descubro que no sé quien es el ángel
y el demonio en este caso extraño
donde por mi parte pienso en besos fríos -tan vacios-
que en su momento me endulzaron
pero solo me han dejado
un sabor desagradable y agrio que se mueve por mi labios
-labios necios-
que a pesar de todo buscan ignorar a la cordura

Linda por mi bien:
Yo quisiera suplicarte
que dejaras de ser parte de mi vida
es decir, de mi utopía.


Eso es... creo que he dado en el clavo ahora.

Ya no quiero un amor a medias, ya no.