El gato azul

viernes, junio 10, 2005

Pinches Hormonas

He tenido unos días mega pesados en el trabajo, me he peleado con medio mundo y he terminado agotada prácticamente todo lo que va de la semana, y si a esto le añadimos los malditos cólicos que me atacaron desde las 4 de la mañana de hoy era de esperarse el pinche humor con el que salí hoy de la oficina.

A las 6 y media de la tarde en punto estaba con un pié afuera del trabajo... y como en la mañana me ahorré el taxi (si, no pude juhírme del taxista que puntualito a las 8 y 10 de la mañana ya me estaba esperando), pues agarré otro y me vine derechito a casa (amo el ahora tardar solo 15 minutos en llegar del trabajo a la casa). Y en el camino venía pensando en este post, en que tengo que terminar el blog de la Mexicana Clandestina, en que al menos llegaría temprano y no me quedaría en la compu hasta tarde... y tenga!! que llego y mi abuela estaba usando la máquina para su curso de "astrología virtual" o no se que jalada. Así que hice mi berrinche y bajé a prepararme un platotote de palomitas con harto limón y chilito piquín y me aplasté en mi camita a ver una película.

Entonces me llamó Car... y acabé chillando a los 15 minutos de hablar con él. Pinche hormonazo!! Y es que me dió una muy, muy buena noticia. Recuerdan aquella vez que mencioné cómo su sueño se estaba haciendo realidad gracias a mi (uy, que modesta, pero la neta si, jeje) pues precisamente me llamó para decirme que estaba saliendo de la redacción porque había ido a hacer una prueba para trabajar como redactor de Autoplus... y me puse a chillar de la emoción, y del gusto, y de tristeza también porque ahora que él va a estar allá, pos yo ya no estoy ahi, la neta si extraño mushísimo a la bola de nacos y guarros que formaban mi pequeño mundo allá, extraño los gritos y los albures, y el "Chaaaaaaas???? Seeee", y los eructos del Mostro, y el Chilly Willy de Roke, y las pláticas con el Reimon, y al Púas ligándose a mi mamá por teléfono, y al Guero anunciando la ida a comer, y la calma de Serafín,y a Gilberto "don sabio", y la enormidad del Primo, y al inaudible Arthur, y los gritos de Josek, y las locuras de Sony y Davinia, y el "Flooooooor" del Tausen, y las carcajadas de Alejo, y los regaños de Miranda, y los cierres con Qix, y los chistes pendejos y repetidos de Placencia, y los corajes de Begoña, y la sonrisota de Pablo, y el greñero de Speratti, y las babosadas de Hernán, y al encimoso del Frijolero, y el "Ta lueeeego" de Barry, y al Isra, y la voz chillona del Nosfi, y a Memo haciéndome burla con el "y yo", y a Paquito friegue y friegue, y las fiestas y bueno, el ambiente y la camaradería que se vivía por aquel lejano lugar. Y los extraño en especial a la hora de la comida, ahora que como solita... snif, que pinche sentimental me puse de repente.

En fin, ahora será Car el que me invite a las fiestas de Motorpress.

4 Comments:

  • jajajajaja.

    Nunca te vi de esa forma sera que nunca te pusiste de llena de odio conmigo. pero bueno que se le va hacer. srta no se han ido siguen ahi solo que ud ya no esta no sufra sonrria

    beso

    By Anonymous ALICOT, at 10:42 p. m.  

  • Mmm... Alex??? :S


    :O

    By Blogger La Mexicana Clandestina, at 12:02 a. m.  

  • Hola es la primera vez que te visito y me gusto la sencillez con la que platicas de tus sentimientos, que creo que son muy especiales, me gustaría invitarte a que pases a mi blog, pues transcribí unos poemas de Paz y Benedetti, que te van a gustar, saludos

    By Blogger "El Profe", at 3:25 p. m.  

  • La invasión de los cólicos puede cambiar el destino de una mujer...

    By Blogger Gilmar Ayala, at 3:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home