El gato azul

miércoles, septiembre 14, 2005

A la hora de la comida

Hace un par de meses que voy a comer a una cocina económica cerca de mi trabajo, como riquísimo por 30 pesitos. Antes iba a una que está mas cerca, pero la comida no era muy buena y el par de viejitos que atendía eran medio malhumorados, y que hueva! de por si me da medio cosita el comer solita todos los días como para andar soportando jetas y malos modos de la gente...

El caso es que en este nuevo lugar la señora cocina riquísimo y es super atenta, no por nada todos los días está atascado el lugarcito, donde tienen 6 mesas para 4 personas y siempre hay gente esperando afuera... ahi aplica la de compartir mesa cuando no hay lugar, pues es un desperdicio tener una sola persona ocupando una mesa para 4. Ya hasta me acostumbré, si llego y no hay mesa libre pero veo alguna con una o dos personas, pos pido chance y me siento con los que estén. Y si soy yo la que está solita, pos siempre llegan a compartir, y no hay tos, además de que como que siempre somos los mismos clientes que vamos a comer ahi... y me ha tocado de todo:

-Una señora con complejo de Jack Nicholson en "Mejor imposible" que limpia y desinfecta los cubiertos y los vasos y luego los talla con la servilleta como 5 minutos (cada uno) jajaja!

-Un viejito que me da mucha ternura porque me recuerda mucho a mi abuelo, y que siempre come poquiiiiito poquito.

-Una señora con dos niños latosos latosos que como odié el día que comieron conmigo.

-Unos compañeros de trabajo (supongo) con una tipa que se carcajea escandalosamente SIEMPRE!!!

-Un señor que me hacía la plática y no me dejaba comer, que según el me adivinó el pensamiento y me describió toooooda mi personalidad nomás porque soy Aries... jeje, me daba mucha risa porque a todo le daba el avión :P

-Un cuate que supongo trabaja en un taller mecánico y que olía a grasa a tres metros de distancia (ha sido el peor, juro que me daban náuseas por el olor, pero pos tenía que comer).

Y me ha tocado también unas 4 veces, que llega un señor a pedir monedas y a recitar el poema de Pablo Neruda "En Paz" y siempre acaba con un grito cuando dice "vida, nada me debes, vida estamos EEEEEEEENNNN PAAAAAAAAZ! jajaja, dos tres veces hasta brinco he pegado del susto :P

Pero con todo esto, sigo extrañando a aquella bola de guarros con los que compartía la hora de la comida en la editorial, y que a veces llegábamos a ser tantos que parecía mesa de XV años, jeje.

Buennn provechooooo!!!

3 Comments:

  • Comer solo es horrible, yo trato de no hacerlo, me resulta deprimente pero como tu dices...¡hay que comer! Un abrazo.

    By Blogger Fabrizio, at 11:08 p. m.  

  • Hace mucho mucho yo comía sola y era feliz... tomaba mi libro y me perdía por una hora leyendo...

    Hace casi un año comparto mesa con alguien más y soy feliz... me pierdo platicando y riendo...

    El lunes comí sola y no fui feliz... tomé mi libro y medio me perdí leyendo pero cómo lo extrañé!

    By Blogger satrina, at 12:09 p. m.  

  • Creo que a nadie nos gusta comer solos, yo aqui en el trabajo siempre trato de comer con alguien, ademas es chido por que conoces a todo tipo de personas.

    Saludos!

    By Blogger Carmensuky, at 5:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home